wp-1500482624228.jpeg

Porque muchas veces es mejor permanecer en silencio y observar la propia “danza familiar”. Con dosis de calidez, respeto y cierto toque de humor, todo es más sencillo.

Anuncios